...

Marruecos en el ojo del huracán que se cierne sobre Malí
Autores corporativos:
GuinGuinBali Future SCP (canal)

Autores personales:
Santana, Txema (Autor/a)

   Descripción    Clasificación   
Lugar:
Islas Canarias (España)
Fecha:
2 de Diciembre de 2012
Entradilla:
Marruecos preside desde este sábado el Consejo de Seguridad de la ONU. Aunque su posición se mantiene junto a la de Argelia y Mauritania y es no apoyar un conflicto militar en el norte de Malí, Francia y Estados Unidos redoblan su presión sobre Rabat.
Introducción/Descripción:
El próximo 11 de diciembre un delegado de Exteriores se verá con Hillary Clinton en Washington. François Holland y Mohammed VI habrían mantenido una conversación para acercar posturas. Francia pedirá una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, cuyo secretario general Ban Ki-moon se ha mostrado contrario a una interevención inmediata.

Este 1 de diciembre se hizo oficial la presidencia del Consejo de Seguridad del representante marroquí Mohamed Loulichki. Antes de esta ocasión (2012-2013) Marruecos estuvo en dos ocasiones en el Consejo de Seguridad. A priori, el reino alauita no confía en que la guerra sea la salida para el conflicto en el norte de Malí. Francia intensifica la presión diplomática.

Marruecos tiene ante sí un mes de diciembre intenso en lo diplomático. Además de presidir el Consejo de Seguridad con temas candentes sobre la mesa, el próximo 11 de diciembre Yousse Amrani, delegado del ministro de Asuntos Exteriores, mantendrá una cita clave con Hillary Clinton en Washington. Mientras tanto Mohamed VI ha mantenido distintas conversaciones con François Hollande, presidente de Francia, según comunicó el Elíseo.

En el centro de estos tres escenarios está el conflicto del norte de Malí y la demanda de la Unión Africana de mostrar contundencia a los grupos islamistas radicales que allí operan y recuperar para Bamako la soberanía en la región. Se da la circunstancia de que Marruecos desde el inicio del debate se ha mostrado contrario a la intervención militar, justo en contra de lo que opinan sus dos aliados internacionales, Francia y Estados Unidos. Ambos redoblarán la presión diplomática sobre Marruecos para un pronunciamiento por parte del país alauita positivo en torno a la intervención militar en Malí.

Amrani ya estuvo el pasado 11 de noviembre en la reunión de Abuja, en la que se decidió enviar más de 3.000 hombres de la Unión Africana para dar soporte al ejército maliense a la hora de combatir contra los grupos islamistas de corte radical que han ocupado distintas ciudades en el norte de Malí. Marruecos, que no forma parte de la CEDEAO y tradicionalmente ha mantenido una agenda propia en África, en su beneficio por el asunto del Sahara Occidental, sin embargo ahora ha sido requerido para que apoye la intervención. La CEDEAO se lo pidó expresamente.

Sobre la relación Hollande-Mohammed VI. Según el Elíseo, “hubo una convergencia de opinión en torno a la solución de la crisis del Sahel y la lucha contra el terrorismo y apoyo a las iniciativas de la Unión Africana”. Sin embargo, Marruecos no ha comunicado oficialmente que apoya la intervención militar, por lo que su posición como presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sigue en el aire.

Cabe destacar que desde el Gobierno de Marruecos, a pesar de que los servicios de inteligencia de varios países le han trasladado la idea contraria, se intenta hacer creer que Ansar Dine tiene relación con el Frente Polisario, máxima negada por los saharauis. Las agencias de noticias francesas, sin embargo, han informado que cientos de combatientes internacionales se unieron a Ansar Dine y entre ellos, dicen, también se habrían unido ex miembros del Frente Polisario. Esto no ha podido ser demostrado y desde el Polisario insisten en que es una falsedad más del régimen marroquí en su línea por socavar las intenciones del Polisario de hacer efectiva la justicia internacional y permitir que el pueblo saharaui vuelva al país del que Marruecos le hizo huir, la República Árabe Saharaui Democrática.

Marruecos intentará negociar su posición con alguna contrapartida con el asunto del Sahara Occidental. Sin embargo, Amrani ha mantenido, a pesar de lo que dice el Elíseo, una posición leal con el Magreb y toda vez que Argelia y Mauritania se oponen a la intervención militar internacional en el Sahel, Marruecos mantiene una posición similar. Abogan por “esfuerzos para una solución política”.

A pesar de que Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, se ha opuesto a la intervención militar, Francia no se rinde. “Existe la intención de proponer una nueva resolución para atender las demandas de Malí”, ha dicho Philippe Lalliot, portavoz del ministerio de exteriores francés.
URL:
http://www.guinguinbali.com/index.php?lang=es&mod=news&task=view_news&cat=3&id=3324
Publicado en:
Gloobalhoy nº32 ; GuinGuinBali.com
[email protected]
Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción
Iniciativa de Copenhague para América Central y México
Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo
Foro Cáceres para la Acción Internacional
IEPALA
Cooperacióndesarrollo
Economíamundial
Educació[email protected]
Derechoshumanos
Hábitatvivienda
Informacióncomunicación
Medio ambientesostenibilidad
Inmigrantesrefugiados
Mujeresgénero
Conflictospaz
Políticapoder
Indígenasafrodescendientes
Sociedadcivil
Saludyderechos
Pueblosculturas